12
ene
08

Biografía de plenitudes, Andrés Henestrosa

Simbolizando la plentitud en todos los sentidos de la vida el Poeta, narrador, ensayista, orador, historiador y filólogo, Andrés Henestrosa falleció el día de 10 de enero a los 101 años de edad en esta ciudad. Nacido en Ixhuatán, Oaxaca, en 1906, fue miembro de una generación que cambió la visión de nuestro país. En su obra resaltan, por un lado, sus aportaciones al indigenismo, que recuperó no sólo por su pasado indígena sino como parte central de su obra, desde una reflexión sobre el espíritu liberal y el estudio y la valoración de las expresiones nacionales; y por otro, su importante labor como crítico literario,  consolidada a través de ensayos, artículos y relatos, dispersos en las páginas de revistas y periódicos, o como prólogos y contribuciones en diversos libros.Andrés Henestrosa habló exclusivamente zapoteco y huave, lenguas indígenas de la región de Juchitán, hasta los quince años. Aprendió el castellano cuando se mudó a la Ciudad de México para estudiar. Inscrito en la Escuela Nacional de Jurisprudencia, siguió la carrera de Licenciado en Derecho, sin graduarse; también realizó estudios en la Facultad de Filosofía y Letras de la unam. En 1927, cuando era alumno en la carrera de Sociología, su maestro Antonio Caso le sugirió que escribiera los mitos, leyendas y fábulas que refería oralmente. Ésta fue la base de Los hombres que dispersó la danza, publicado en 1929, un libro que recreó e inventó cuentos y leyendas zapotecos.Testigo privilegiado del siglo XX, participó en la campaña presidencial de José Vasconcelos, durante la cual recorrió gran parte del país, al tiempo que leía y escribía cartas a sus amigos, en las que les presentaba descripciones de pueblos y crónicas de la gira. En 1936 fue becado por la Fundación Guggenheim de Nueva York, para realizar estudios acerca de la significación de la cultura zapoteca en América.Permaneció por breves temporadas en Berkeley, California; Chicago, Illinois; Nueva Orleáns; Louisiana; Nueva York y otros lugares, siempre investigando en archivos y bibliotecas. Fonetizó el idioma zapoteco, preparó el alfabeto y un breve diccionario zapoteca–castellano, en el que se puso en práctica ese alfabeto. En Nueva Orleáns, durante el año de 1937, escribió el Retrato de mi madre (carta a Ruth Dworkin) que, junto con la Visión de Anáhuac de Alfonso Reyes y Canek de Ermilo Abreu Gómez, es la obra mexicana más veces editada y está considerada entre las más bellas páginas de la literatura latinoamericana.Durante cuarenta años fue maestro de Lengua y Literatura en la UNAM y en la Escuela Normal Superior de la SEP. Ha sido Diputado Federal por el Estado de Oaxaca; Jefe del Departamento de Literatura del inba; y Jefe de Prensa y Publicidad del Senado de la República. Ha ejercido el periodismo desde hace medio siglo, colaborando en los diarios: Excélsior, Novedades, El Popular, El Universal, El Día, El Nacional y El Ciudadano. Dirigió la revista El libro y el Pueblo y fundó Las Letras Patrias. Ha escrito en las revistas Hoy, Revista de la Universidad, Época, Revista de América, Aspectos, Casa del tiempo (de la Universidad Autónoma Metropolitana) y Notimex. Dirigió la revista Mar Abierto. Ambos Mundos (1985–1992). En 1970 publicó el libro Alacena de Alacenas, colección de sus artículos dominicales en el periódico El Nacional entre 1951 y 1970. Mucha de su obra literaria se encuentra dispersa en periódicos y revistas de los últimos cincuenta años.Su obra publicada comprende los relatos Los hombres que dispersó la danza, 1929; Retrato de mi madre, 1940; Los cuatro Abuelos (Carta a Griselda Álvarez), 1960; Sobre el mi (Carta a Alejandro Finisterre), 1936; Una confidencia a media voz (Carta a Estela Shapiro), 1973; y Carta a Cibeles, 1982. Estas cuatro cartas autobiográficas han sido reunidas en un volumen titulado El remoto y cercano ayer. En 1972, bajo el título de Obra Completa, apareció todo cuanto hasta entonces había publicado en paquetes u opúsculos. Tiene en su haber, además, De Ixhuatán, mi tierra, a Jerusalén, tierra del Señor, 1976; El maíz, riqueza del pobre, 1981; la biografía Don Emilio (biografía de Emilio Lanzagorta Unamuno), 1980; y los ensayos Los hispanismos en el idioma zapoteco, discurso de ingreso a la Academia Mexicana de la Lengua, 1965; De México y España, colección de artículos, ensayos y cartas, 1974; y Espuma y flor de corridos mexicanos, 1977. Elaboró en colaboración con Ermilo Abreu Gómez, Jesús Zavala y Clemente López Trujillo la antología Cuatro siglos de literatura mexicana, 1946.El maestro Henestrosa fue merecedor de las siguientes distinciones: Medalla Elías Sourasky (1973); Presea Ciudad de México (1990); Medalla Ponciano Arriaga, por méritos legislativos (1991); Medalla Ignacio Manuel Altamirano, de la sep (1992); Medalla René Cassin, de la Tribuna Israelita (1992); Medalla al mérito Benito Juárez, de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística (1993); Medalla Belisario Domínguez, del Senado de la República (1993); Premio Nacional de Lingüística y Literatura (1994) y Medalla Oro, de Bellas Artes (2002). En su honor han sido instauradas la Medalla Andrés Henestrosa, de Escritores Oaxaqueños A.C. (1992), y la Medalla de la Comisión del Deporte Andrés Henestrosa. 

About these ads

1 Response to “Biografía de plenitudes, Andrés Henestrosa”



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: