Archivo para 26 enero 2008

26
Ene
08

Libros

uno-entre-libros-acaso.jpg

Arturo López Rodriguez 

*María Acaso El lenguaje visualPaidós (Arte y Educación), 2006

 

 En una sociedad dominada por imágenes, resulta paradójico la escasez de textos relativos al lenguaje visual. Como apunta en el prólogo la catedrática española Roser Juanola Terradellas, este libro ofrece aportaciones significativas a la Educación Artística.Adecuado al aprendizaje de la alfabetización en este campo, los conocimientos teóricos, prácticos y didácticos en torno al arte son sometidos a la comprobación diaria por los profesores y estudiantes de arte. Terradellas considera que: “En El lenguaje visual se funden de manera ecléctica postulados muy diferentes, y se da cohesión a metodologías de procedencia disciplinar diversa, como las aportaciones de la semiótica, de las teorías de la comunicación, o de metodologías de la historia del arte; todo ello, con la intención de borrar las fronteras entre un arte con mayúscula o elitista y el arte popular, inmerso en la vida cotidiana a través de la publicidad, el diseño o el uso de los objetos domésticos”.¿Qué características hacen que el lenguaje visual sea diferente del resto de los lenguajes que utilizamos? El capítulo 1, aborda el postulado principal: qué es el lenguaje visual y cómo a través de él se transmiten mensajes; el siguiente apartado trata de los elementos que lo componen; el tercero, de los vehículos de difusión; y el cuarto refiere propuestas de análisis para llegar a diferenciar entre lo que se intenta transmitir con un mensaje visual y lo que realmente se transmite. La metodología sostiene postulados de semiología e iconografía para analizar las representaciones visuales publicitarias y, aunque de manera superficial, de obras artísticas.

  *Michael J. Parsons Cómo entendemos el arteUna perspectiva cognitivo-evolutiva de la experiencia estéticaTraducción de Roc Filella EscolàPaidós (Arte y Educación)

¿Cómo llegamos a comprender el arte? A decir del autor, poco es lo que sabemos para responder a esta pregunta. La premisa inicial es que si tenemos que hablar de cómo se llega a comprender el arte es porque tiene que haber algo importante que comprender. Durante diez años, Parsons ha sistematizado en categorías de análisis las respuestas de las siguientes interrogantes: ¿Cómo entendemos las obras? ¿Qué es lo que buscamos? ¿Cómo nos sentimos? La metodología aplicada, influida por los estudios de psicología y filosofía de R. G. Collingwood, S. Langer, J. Dewey y Arthur C. Danto, teóricos y filósofos del arte, consistió en mostrar ocho pinturas a personas de todas las edades y entrevistarlas para analizar la secuencia evolutiva de la experiencia estética. La tesis desarrollada en el libro es que las personas responden de forma distinta ante los cuadros: Guernica, y Cabeza de mujer llorando, de Pablo Picasso; Lo mismo, grabado de Goya; Muchacha con perro, de Pierre-Auguste Renoir; Al mundo llegó un espíritu llamado Ida, de Ivan Albright; Cabeza de hombre, de Paul Klee; El gran circo, de Marc Chagall; y Dempsey y Firpo, de George Bellows. Ante una misma obra de arte se puede reaccionar de forma muy distinta, y esas formas de comprender las pinturas están dispuestas en una secuencia evolutiva. Sobre este procedimiento, el autor afirma: “Tienen distintas expectativas sobre cómo debe ser una pintura en general, qué tipo de cualidades se pueden encontrar en ella, y cómo se pude juzgar; y estas expectativas afectan profundamente a la reacción de las personas”. Dar una explicación evolutiva de nuestra comprensión de las artes es el objetivo del libro de Parsons.

*Simón Marchan (compilador)Real/Virtual en la estética y la teoría de las artesPaidós (Estética), 2006

En este volumen se publican las trece ponencias con el tema Real/Virtual presentadas en el primer Encuentro Iberoamericano de Estética y Teoría de las Artes, organizado por el Centro de Estudios Hispánicos e Iberoamericanos en España en 2004.La conferencia del filósofo Adolfo Sánchez Vázquez, “De la estética de la recepción a la estética de la participación”, versa sobre los cambios actuales en la praxis artística (sujeto creador, objeto producido y recepción del producto); Simón Marchan (compilador del volumen) trata del retorno de la experiencia artística con lo real y de la desmaterialización del espacio en la pantalla; Carlos Fajardo realiza una aproximación a la estética en los actuales tiempos de globalización económica y mundialización cultural (“¿Cuáles son los impactos de la mundialización de imaginarios culturales en las artes nacionales, locales y regionales?”). Por su parte, José Luis Molinuevo analiza en “La orientación estética” el giro estético que se reproduce en la primera mitad del siglo XX; Nelly Richard cuestiona: ¿qué puede el arte, qué puede el arte crítico?, frente a la hipersensibilidad mediática de la imagen estética por las tecnologías del capital; Néstor García Canclini, reconocido escritor en el campo de la gestión y política cultural,  examina en su ensayo, “Se necesitan sujetos: regresos y simulaciones”, la irrupción de los arquitectos y curadores para renovar la seducción de los museos al tiempo que disminuye la importancia de los autores-artistas.Los ensayos restantes del libro, dirigido a los estudiosos de la filosofía del arte, tratan del museo como operador de conectividad, las “casas inteligentes” y el Net Art

 

Anuncios
26
Ene
08

El seminario de cultura promueve la ecología

el-seminario-de-cultura.gif

Ana María Longi

El Seminario de Cultura Mexicana –en coordinación con el Programa de Apoyo al Desarrollo Universitario (PROADU), la Subsecretaría de Educación Superior y la Secretaría de Educación Pública-, propiciaron, en su domicilio de Masarik  526, en Polanco; la celebración de una serie de conferencias y simposios, enfocados a explicar los “Riesgos, desastres y calamidades en el siglo XXI”, con sus respectivas perspectivas y retos.En las reuniones, los especialistas, concluyeron que tanto la reciente tromba –con vientos hasta de 80 kph- o la megagrieta (Unomásuno, enero 23, 2008); se suman a la fenomenología del deterioro que aflige no sólo a México sino al resto de Latinoamérica, “Continente, que por cierto, señalaron, se encuentra imposibilitado para costearse su propio equilibrio ecológico”, aseveró la geóloga ecuatoriana Bibi Gandino, atenta asistente a las charlas.Doctores de muy distintas disciplinas científicas, como Alejandra Toscana Aparicio, José Juan Zamorano Orozco, Lorenzo Vázquez Selem, Jesús Manuel Macías Medrano, Arturo Azuela, Pablo García Sáinz, José Luis Balcárcel, dieron apertura a temas como los peligros naturales en la Bahía de Acapulco; Catástrofes y desastres: ¿Castigo divino o construcción social?”; Adiós al hielo en los trópicos: Los glaciales y el cambio climático; Riesgo-Desastre de las inundaciones en Villahermosa, Tabasco, de 2007;  Combustión, Explosión y Radiación. Hacia una Fenomenología del Riesgo Tecnológico.De esta manera, con la estrecha participación de estudiantes de la Facultad de Ciencias y de un público muy numeroso, se explicó que el cambio climático ya está aquí cobrándonos las acciones del “animal inteligente”. El único que renunció a su capacidad de adherirse plena, sabia y humildemente a su medio ambiente. Opinaron que el 2008, debe ser el año de disponer las medidas prácticas para el salvamento de la Tierra. La Tromba, la megagrieta, los oleajes embravecidos, las inundaciones y demás, es la suma correspondiente a toda esta fenomenología del deterioro”. La política ya no debe ser teórica sino práctica. Las buenas intenciones, los catálogos bonitos, los congresos y demás, deben de quedar atrás. La gente se debe reunir para solucionar y alcanzar propósitos concretos y efectivos de soluciones ambientales. La campaña de concientización ya no es efectiva. Lo que vale aquí son los hechos y los resultados responsables.También se dilucidó, de que las naciones, están cambiando, indiscutiblemente, comodidades cada vez más simplificadas, por salud y dinero. No obstante, si no podemos cambiar ya los sistemas de las actividades humanas tales y como están, sí debemos de evitar, que el planeta alcance los 2 grados centígrados del calentamiento. Actualmente, ya rebasamos el primer grado, y de acuerdo a los observadores del Seminario de Cultura, ya no podemos darnos el lujo de esperar con los brazos cruzados la catástrofe. “Los países con grandes necesidades de sobrevivencia como México y el resto de Latinoamérica, somos los más afectados, porque el dinero que tenemos alcanza para cubrir apenas la alimentación, la salud, la educación y la vivienda. ¿Cómo invertir gastos de protección para una vida -con V mayúscula-, que peligra eminentemente?Observó  Bibi Gandino, que nuestro país, México, cuenta con alrededor de 30 millones de personas, viviendo en condiciones lamentables. Es decir, en sitios donde el cartón y los ladrillos, detienen las inclemencias del frío y la lluvia, en barrancas, orillas de los ríos, zonas costeras y alta montaña.Y bueno, de no tomarse medidas para reducir las emisiones de gases invernadero, de deforestación, creando propuestas de tecnologías energéticas y energías renovables; tragedias como las que se dieron en el sureste de la República Mexicana proseguirá con su infatigable secuela de pérdidas económicas, ambientales y humanas. Se explicó asimismo, que todo ello lo conocen muy a fondo las autoridades y que lo único que se podría hacer es evitar el crimen. Porque sólo así puede llamársele a quien abandona el valor moral de cumplir con su deber. Y la clase política, aseveraron participantes escuchas muy entusiastas con estos temas de primordial interés, sabe, perfectamente, que con voluntad y compromiso se evitaría la catástrofe, que no son ni caprichos de personajes metafísicos ni afectaciones que la Luna influye.Desde hace un par de años, sociedades ecologistas nos advirtieron que los futuros gobernadores no sólo tendrían que resolver el pan y la leche de los países, sino la manera de hacer cambios drásticos en cuestión de política ambiental. Desafortunadamente, aludieron los científicos, se sigue con la lamentable idea, de que destinar recursos a la protección del ambiente es un gasto y no una inversión y que los temas ambientales no son prioritarios. Luego entonces, necesitamos exactamente lo contrario. La fuerza de una política terreste que viva diariamente la responsabilidad unida de salvar a la única casa sideral con la que estamos todos familiarizados: La Tierra. Las opiniones positivas, afortunadamente, tampoco faltaron. Estamos a tiempo. Pero cada vez estamos más cerca de cruzar la puerta del nunca jamás. Nos falta sólo tres cuartos de grado, aproximadamente, para llegar al temible dos. ¿Lograremos enfrentar nuestro último reto? ¿O será necesario mudarnos cuanto antes a Marte, como propusieron algunos bromistas del público, que acudieron al Seminario de Cultura Mexicana?, institución de 66 años de establecida, donde sus científicos, literatos y creadores de arte, demostraron su preocupación profunda, por analizar, muy a fondo, tan temible situación.                                  

26
Ene
08

ZAPATERO Y RAJOY DE REBAJAS.

  

LOS LÍDERES ESPAÑOLES EN PRECAMPAÑA ELECTORAL. 

            

Fernando L. Rodríguez Jiménez

Los españoles ya estamos cansados de oír a los líderes políticos tirarse los trastos a la cabeza. Prometen sin tino, muchas de las cosas que de antemano saben no pueden cumplir, tratan al electorado como tontos, luego les llega el castigo con los votos, por que en el fondo no somos tan tontos como creen. ¿O sí?. España está dividida en dos grande bandos: izquierdas (Partido Socialista Español – PSOE-)  y derechas (Partido Popular PP), entre ambos abarcan la mayoría del electorado español, el resto se lo reparten comunistas, extremistas y separatistas. Este duelo viene a querer decir que los españoles siguen en la misma tesitura que cuando se inició la Guerra Civil Española. La terrible lacra ha dejado heridas sin cicatrizar que aún duelen. El pueblo desea paz y que sus gobernantes se pongan de acuerdo, para gobernar España de forma consensuada, entre ambos lleguen a acuerdo tácitos, en vez de decir lo mal que lo hace el otro, en una permanente descalificación del opuesto, sin dar soluciones a problemas graves y de gobierno. Llevamos ya más de veinticinco años de democracia y los políticos aún no han aprendido ha hacer política, sin descalificar al del otro bando, en un intento fútil de demostrar que ellos son quienes están en posesión de la verdad única, son buenos, honrados y convenientes. El problema es que no desean gobernar en coalición por miedo a que miren sus “choriceos”. Si ambos están en los ministerios pueden ver los enjuagues que hacen, el dinero que se distrae de malas formas, y los múltiples desatinos, esta claro que no les interesa gobernar en coalición por sus negocios, no por que los españoles no quieran, claro que queremos que dejen de robar, perder el tiempo en tontadas y descalificaciones permanentes. Los gobernantes deben gobernar bien, mirar por los intereses generales y no partidistas o privados. La monserga parlamentaria es reiterativa, sin imaginación alguna, permanentemente descalificativa, especialmente por parte del partido de la oposición,  eso tiene hartos a los españoles y a los medios de comunicación. De tal suerte que lo extraordinario que debería ser la descalificación, se ha convertido en los habitual, suena a letanía, carente de interés, han agotado la paciencia de los contribuyentes que oyen a Rajoy decir insistentemente que todo lo que hace Z.P. y el gobierno del PSOE está mal, claro, le responden que no tienen ni idea de lo que están diciendo, en una pescadilla que se muerde la cola, francamente hartante. En el mes de enero, en España, los comercios están de rebajas, llega la “cuesta”, tras los gastos de las fiestas pasadas, este año parece el Everest, por que la economía en general va fatal y la bolsa de la compra aumenta de costos, mientras que los sueldos no suben, desequilibrándose la balanza de pagos del españolito de a pie. Los políticos dicen que el país va bien, supongo lo miden por sus buenos sueldos que no les influye grandemente las cuestiones populares, ellos están por encima del bien y del mal, son los dioses de la política, con millones de seguidores, papanatas unos y medio lelos los otros, de modo que no se salva nadie. Al escuchar sus monsergas de ofertas parece que como los grandes almacenes ellos también estén en rebajas. El uno dice que va a rebajar los impuestos y mejorar las pensiones, el otro que va hacer grandes mejoras sociales, a cual mas embustero para tratar de ganarse los votos del contribuyente del sector, tratándonos como si fuéramos tontos y nos diéramos cuenta que es todo puro cuento electoralista. En poco tiempo veremos en que acaba todo este dispendio electoral, aunque parece estén de rebajas.                   

26
Ene
08

Cine Negro Norteamericano: Michael Clayton

cine-negro-norteamericano-michael-clayton-1.jpg

Enrique Zamorano

Michael Clayton (Michael Clayton, Estados Unidos, 2007) de Tony Gilroy, con George Clooney, Tom Wilkinson, Tilda Swinton.¿La Cineteca Nacional se ha norteamericanizado? El cine norteamericano, hay que reconocerlo, tiene imán de taquilla. Lo cierto es que el programa de enero anuncia que para iniciar bien un nuevo año cinéfilo, el programa de estrenos ofrece una gran variedad que va de la denuncia que hace Michael Clayton de los malos manejos de la ley por parte de abogados inescrupulosos…Pues sí, se comprueba, una vez más, que el mejor cine del mundo es el cine negro norteamericano y Michael Clayton es un nuevo ejemplo de su vitalidad.Primero el tributo. En el programa de enero viene el siguiente comentario, traducido por Miriam Jiménez, de Manohla Dargis: “Los trabajos anteriores de Gilroy (Tony) como guionista incluyen la trilogía Bourne y el entretenido thriller El abogado del Diablo. Michael Clayton marca su deber como director, al parecer inspirado en películas de Sidney Lumet. El mundo de Clayton es tan siniestro y tan peligroso como el de Lumet (Diario The New York Times, 5 de octubre de 2007)”.Sin dejar de considerar que otro Sydney, el realizador Sydney Pollack (nuevo tributo) actúa en la película en el papel de Marty Bach (generoso y corrupto jefe, entre blanco y negro, de una firma de abogados consultores), hay que decir lo que se dice de Sydney Lumet: Maestro en la capacidad para respetar la unidad de tiempo y de lugar en sus adaptaciones, logrando relativa originalidad que mantiene el interés constante de los espectadores. Artesano hábil que trabaja a la altura de su labor haciendo creíbles y vivas sus historias sobre el mundo corrupto de ciertas esferas de la actual Norteamérica.Michael Clayton (George Clooney) es un abogado de segunda clase, endeudado y venido a menos por su afición al juego de cartas, que trabaja en una poderosa firma de abogados en trance de asociarse con un consorcio trasnacional que vende alimentos contaminados que producen cáncer. Como todo clásico héroe negro (léase antihéroe) se encuentra al borde del precipicio y no encuentra la salida para componer su vida a menos que…Como toda trama de cine negro que se precie de serlo (el guión es del propio realizador Tony Gilroy), el inicio es un tanto confuso, del que se parte para explicar, con un largo flash back, el por qué de lo que le ocurre al personaje principal. La voz que escuchamos, fuera de cuadro, de no sabemos, al principio, quien, que se dirige a Michael Clayton confunde aún más el principio de la trama que, gracias a la habilidad de artesano aprendiz, a punto de ser maestro autoral, se aclara por la serenidad del ritmo de la acción.Como toda trama de cine negro que se precie de serlo, la contradicción de valores, puestos en duda ante el espectador, en la conciencia del personaje principal, permite suponer que no se trata de un inmaculado perfecto que lucha por el triunfo del bien en todos los órdenes de la vida. El práctica su oficio de salvar, de problemas menores, por la vía jurídica y “legal”, a la empresa donde trabaja. Al asignársele encontrar, lo antes posible, a su amigo Arthur Edens (Tom Wilkinson), cerebro de la empresa, maniaco depresivo que ha enloquecido y que se ha fugado con información secreta, Michael Clayton descubre toda una maraña de irregularidades de las cuales Karen Crowder (Tilda Swinton) es la operadora principal.Con la película Michael Clayton, nuevamente encontramos los elementos clave para definir la película negra: la aventura criminal, la ambigüedad psicológica, la ambigüedad moral, el tema de la violencia, lo insólito y la desaparición de los puntos de referencia y malestar específico, aunque parezca repetitivo en el análisis referencial.

26
Ene
08

Henestrosa, el retorno a la madre tierra

henestrosa.jpg

Ubaldo Orozco

 En 1906, Tina Man trajo al mundo a su hijo, zapoteca cristianizado, en la región juchiteca de Oaxaca. Años después notó que la tierra materna no podía encerrarlo y lo echó a recorrer el mundo en una marcha que no ha parado: “mejórate, vete a ver el mundo, a estudiar, a ser alguien” Andrés Henestrosa le cumplió cabalmente, con exceso, 83 años de ser esencia, leyenda y celebridad, que terminaron hace unas semanas. Mucho y cierto se ha dicho en estos días sobre su vida que lo avalan como un hito siempre presente, social, literario y político. Por eso no trataré detalles ni contenido del tipo sino comentaré el de algunos textos de Los Hombres que dispersó la danza, (1923) que nos muestran la esencia de Henestrosa y de su tierra natal, siguiendo la manera de leer de los viejos: lo que dice el autor, más que el modo en qué lo dijo; leer libros para aprender y sacar provecho de su lectura. Más importaba el contenido que la forma: la sintaxis enrevesada, la gala del dominio sobre la palabra, las reminiscencias  y la estructura, la habilidad para esconder un personaje o un final, la originalidad y emoción de la aventura relatada, los planos narrativos, la variación en los tiempos y en los narradores, la musicalidad, el dominio de la lengua, etc. Los escritores influían en el modo de ser y actuar de sus lectores. Enseñaban una manera de mirar la vida, el universo o la forma de enfrentarla, dejando de paso su moral personal para ser imitada. Tiempos idos. Oaxaca, la tierra de Henestrosa, es el estado mexicano con mayor diversidad en avifauna, 699 especies distintas sobre un total de 1,076 para toda la república. Así no es de extrañar que la tradición de esa tierra se expresara usando, a veces,  a los pájaros para trasmitir su visión del cosmos. Un cuento se titula La golondrina, otro La urraca, uno más El pájaro carpintero; éste, uno de los relatos más breves, de apenas más de 10 líneas. Por gusto personal, arbitrario, trataré de modo principal éste, aunque incompletamente. Aquí, Henestrosa, narra la historia del pecado y castigo de este pájaro. A Jesús le dio por dormir, por encerrarse ya de huída, en un tronco hueco y sin salida de un árbol. El carpintero que algo sabía de árboles, agujeraba troncos secos para hacer, una vez por año una casa nueva. El trabajo le rendía. Luego, en mal momento,  los judíos los convirtieron en aliados, y juntos, en bandadas los pájaros y en turba los judíos, se echaron a los montes a dar con el fugitivo para causarle la muerte. Lo encontraron después de que el carpintero taladrara todos los árboles, secos y verdes,  pues el Hijo de Dios vino a aparecer en el último escondite disponible, el tallo del carrizo, frágil, pequeño, en el llano. No se narra la muerte del Hijo de Dios, no aquí. Viene después el castigo del emplumado, agujerear eternamente el tronco verde y el tronco seco todos los días del año y de los años. Y no para anidar. El trabajo no le aprovecha. Es fácil encontrar la correlación entre los carpinteros y los seres humanos. Han matado a Jesús, han de pagar por ello. Una enseñanza de los evangelizadores españoles. La primera lectura nos deja con esa simplificación: los hombres mataron a Cristo, el eterno, que reciban castigo de igual naturaleza. Sucesivas lecturas, pues su llaneza,  brevedad,  transparencia, fluidez, y muy particularmente, su nostalgia las invitan, muestran el trasfondo indígena; no todo es cristianismo. Queda la raigambre vieja, previa, escondida: pájaros carpinteros y judíos, todos a una participamos de una tarea no excluyente, matar al mensajero incómodo en el caso. Somos, los humanos, un destino común, una responsabilidad única. Sin los cristianos, los judíos no hubieran encontrado al Hijo de Dios, nunca hubieran dado con él. La cosmovisión indígena no acaba en la reflexión citada. Contiene una hermosa exaltación del libre albedrío: no hace referencia al castigo de los judíos, quizá por ser, en la antigua enseñanza, los enemigos y perversos esenciales, sólo al de los carpinteros, al de los conversos. Te aliaste, paga. Libre de hacer, libre de pagar. Recordemos que en la esencia cristiana de aquellos tiempos los judíos tenían la total culpabilidad en la muerte de Jesús y por ello un infierno seguro. Así que también aparece, enlazada, la raíz judeocristiana. En ésta los pecadores se han de ganar el pan con el trabajo diario. No ocurre lo mismo con los carpinteros, ya no trabajaran con provecho una vez al año para anidar, sino han de hacerlo cada día y sin provecho, sin hacer casa, errantes sin redención. Destino más apropiado para los judíos que para los cristianos.  Las penas ganadas por los carpinteros se traslucen en humanas en Fundación de Juchitán: “La ciudad de los hombres laboriosos, porque para derretir su sed, junto al río muerto necesitan cavar pozos siete brazas profundos; y rasgar el pecho de la tierra, después de escasos aguaceros, para que dé sus frutos.”  “El día en que Dios repartió los hombres entre los animales…” principio del relato titulado Bigú nos pone frente a la visión zapoteca del universo, el hombre no es el rey de la creación de la versión cristiana, es más bien el último fruto, el que ha de repartirse entre los animales preexistentes. El hombre es sólo parte de la naturaleza, tiene también destino común con los animales, con la vida, con la tierra. En alguna oportunidad Henestrosa afirmaba que el hombre es lo que come, lo que bebe, lo que respira, la tierra que pisa; el universo en último extremo. La cosmovisión zapoteca, casi balbuciente, oculta en relatos llanos fue guardada cuidadosamente en una tradición que Henestrosa puso en papel para salvarla, para eternizarla, para darla en patrimonio común al mundo de las letras. Y también la confirmó con su vida. Se trata de una cosmovisión que se corresponde plenamente con la más aceptada en nuestro mundo occidental de ahora: el destino de los hombres libres es uno y común con el universo entero. Y se hace con el trabajo diario. Bien que cumplió Andrés Henestrosa (1906-2008) con Tina Man, su madre. Recorrió mucho mundo, más en el tiempo que en el espacio, e hizo un lugar duradero para la tradición de su tierra, la puso en letras extrañas, y no se perdió, siguió de juchiteco, atado a su tierra, a la tierra. Ahora cuando aún es reciente su retorno al origen habrá que releer Los hombres que dispersó la danza. Y no sólo por su orfebrería vieja, de artesano de las letras.   

19
Ene
08

El Go

el-go-el-ajedrez-oriental-1.jpg

Andrés Ugueruaga 

El Go es un juego de origen chino inventado  
hace aproximadamente tres mil años.  
Mientras que Confucio en el siglo IV a. C.  
lo rechazó por ser  un juego para elitistas,  
Musashi hacia el 1600, y como cualquier otro samurai, lo jugó con entusiasmo. Actualmente tiene 50 millones de aficionados sólo en Asia. Aunque Marco Polo lo pasó por alto en sus Viajes, los primeros occidentales en reportar sobre el Go fueron viajeros españoles y holandeses del siglo XVII.
El Go fue conocido en Europa hacia el 1880, cuando Otto Korshelt escribió un libro sobre el juego. Y poco a poco ha comenzado  a ser conocido en nuestro Nuevo Continente 

Muy pero muy antiguo el Go es un juego de origen chino. Según la leyenda, su inventor fue el emperador chino Yao, de la dinastía Ch`in, quien lo creó para educar a sus hijos e ir acostumbrándolos al hábito de la reflexión. Era un juego simple y de muy pocas reglas, que se jugaba con piedras blancas y negras, en un tablero cuadriculado. A ese invento de aquel legendario emperador, los chinos hasta el día de hoy  lo continúan llamando Weichi. El primitivo Go era simple, de muy pocas reglas y se jugaba con piedras blancas y negras en un tablero cuadriculado. Pero algunos refutadotes opinan que el origen del juego es incierto ya que hay varias teorías. No se sabe con seguridad si fue inventado o fue evolucionando desde algún tipo de práctica adivinatoria hacia el juego actual. Pero lo cierto es que el Go es básicamente un juego de territorio muy original e instructivo, en el cual toda acción es relativa. Y para ser un maestro es necesario mucho estudio, talento y dedicación. El Goban (en japonés), o sea su tablero, se estima que antiguamente representaba los campos cultivados. El tablero del Go en un comienzo fue de 17 líneas horizontales por 17 líneas verticales. En tiempos de la dinastía Tang, en el siglo IX de nuestra era, pasó a ser de 19×19 o sea con 361 intersecciones que son “puntos”. Desde aquel tiempo, ni las medidas del tablero ni sus reglas han sido modificadas…En el Goban es en donde se mide la destreza y capacidad de los jugadores, en el que con dramatismo los grupos de piedras enemigas van realizando  grandes intercambios de territorio.  Es que este juego fue creado entre gentes oprimidas por un férreo régimen feudal en un ambiente de guerra constante. Puede decirse que en un principio el Go representaba la unión de varias zonas de cultivos defendiéndose del enemigo. Hacia el año 110 a. C., por las numerosas migraciones y  sucesivas guerras, el juego fue difundido en lo que es la actual Corea, en donde fue llamado Baduk. Desde allí monjes coreanos llevaron su Baduk a la isla de Japón, hace más o menos 1400 años. Siendo rápidamente aceptado y adoptado sólo por las clases aristocráticas de la isla como juego nacional, lo llamaron primero Igo, para después llamarlo directamente Go, que es el equivalente de Weichi. Y es en Japón en donde el Go alcanzó finalmente popularidad en el siglo XVIII, esparciéndose  allí a todos los niveles de la sociedad y más tarde, al mundo. Fue en 1612, que las principales familias de jugadores fueron dotadas de fondos y constituidas como escuelas de Go. Durante  250 años de intensa rivalidad entre las distintas escuelas supuso una mejora del nivel de juego. Se definió un ranking, que clasifica a los jugadores en nueve grados, o dan de los cuales el más alto era el meijin que quiere decir “experto”. Ese titulo lo ostentaba una sola persona y para ganarlo el jugador debía batir a todos sus contemporáneos. Los avances más significativos en la teoria del Go los llevó a cabo Meijin Dosaku  durante la década de 1670. Dosaku, quien fue el cuarto director de la escuela Honinbo ha sido posiblemente el mejor jugador de la historia. La casa Honinbo fue por lejos la más importante de todas las escuelas ya que ha producido la mayor cantidad de meijin.  Uno de los nombres alternativos del Go es shudan, que significa “lengua de manos”. Es tan formidable la posibilidad de expresarse a través del Go, que los jugadores  llegan a conocerse en una medida sorprendente, aún sin usar el instrumento de comunicación que es la lengua escrita o hablada. Se puede percibir belleza en el juego y por eso considerarlo como una forma del arte. Pero el Go es también un ritual, comparable con la Ceremonia del Té. En la educación tradicional nipona, el Go es junto al aprendizaje de la música y la poesía, uno de los fundamentos para un cuerpo y un espíritu sanos, pues se lo considera como un buen incentivo para el equilibrio mental, la intuición y el pensamiento. Aunque así también se lo requiere en la exigente vida moderna: El Go es obligatorio para el personal de Japan Airlines y para los oficiales del ejército vietnamita (Vo Nguyen Giap, el comandante a cargo del ejercito nor-vietnamita durante la Guerra de Vietnam fue jugador de Go); en algunas universidades japonesas, los buenos jugadores, quedan eximidos de rendir el examen de ingreso. Franklin Bassarsky, socio fundador de la Asociación Argentina de Go y profesor en la misma, afirmó que en  West Point, la Academia militar estadounidense, se lo suele enseñar. Según viejas anécdotas, en la guerra ruso-japonesa de 1900, el jefe del ejército afirmó que la victoria se debió al empleo de técnicas de Go y que a partir de allí el ejército norteamericano comenzó a interesarse por las técnicas del mismo, al punto de enviar gente al Japón para aprenderlas.Por eso, para el chino Ambrosio Wang An-Po, quien introdujo el juego en España allá por 1949, en el prologo de su libro “El Cercado” dijo que “El juego se parece mucho a una guerra de verdad, una guerra básica y primitiva, naturalmente; tiene elementos de tropas, unidad y formaciones tácticas de ataque, defensa, emboscada y captura”  El Go fue conocido en Europa hacia el 1880, aunque ya había sido descrito por viajeros europeos del siglo XVII. El primer lugar en conocérselo fue Viena. Personalidades como Hermann Hesse, Thomas Mann, Albert Einstein y Sigmund Freud lo han jugado. Por lo que puede entenderse que gente como Mao Tse Tung por ejemplo, haya sido un adepto al Go. Pero el Go en Occidente tiene connotaciones muy distintas a las de Oriente: mientras que en los países que primero lo jugaron, es muy popular, aquí en Occidente en cambio, lo juegan los que están interesados en las ciencias exactas.  Sin embargo el  Go fue escasamente mencionado por lo que decimos “los intelectuales”. Los Beatniks  a pesar de ser adeptos al Zen, al sake, y a los haiku, nunca lo tuvieron como uno de sus pasatiempos favoritos. Ni tampoco Yukio Mishima lo mencionó en su obra al juego nacional nipón por excelencia, siendo él, un samurai tardío y devoto al Japón. Aunque sí existe una novela llamada El maestro de Go (recomendada para los jugadores y no jugadores) de Yasunari Kawabatha, el escritor japonés que ganó el Nobel en el ´68. Esta novela trata sobre la vida del imbatible Shusai Honinbo (el último heredero del titulo Honinbo). Este libro, el más preciado por su autor, y el origen del mismo fue debido a que Kawabatha debía sacar semanalmente en un diario un artículo sobre jugadas de Go en el diario Mainichi Shinbun sobre aquella histórica partida en que dos generaciones se enfrentaron. En Argentina en 1978 Borges probablemente influido por su esposa Maria Kodama (de ascendencia japonesa)  le dedicó un poema que está en su libro “La cifra”(1981): 

Hoy, nueve de setiembre de 1978, 
tuve en la palma de la mano un pequeño disco 
de los trescientos sesenta y uno que se requieren 
para el juego astrológico del Go, 
ese otro ajedrez del Oriente. 
Es más antiguo que la más antigua escritura 
y el tablero es un mapa del universo. 
Sus variaciones negras y blancas 
agotarán el tiempo. 
En él pueden perderse los hombres 
como en el amor y en el día. 
Hoy nueve de setiembre de 1978, 
yo, que soy ignorante de tantas cosas, 
sé que ignoro una más, 
y agradezco a mis númenes 
esta revelación de un laberinto 
que nunca será mío.
 


  Sin embargo en el séptimo arte y para quien es buen observador, en las películas “Una mente brillante” y en “El tigre y el dragón” hay fugaces alusiones al Go. Y recientemente en China, se realizó un film sobre el Go Seigen (de origen chino, nacionalizado japonés) uno de los más brillantes jugadores del siglo XX y de todos los tiempos. La película esta en chino mandarín y aun no ha sido traducida al español.   Lo cierto es que gracias a diversas razones, el Go al igual que el Feng Shui, el Reiki, el Tai Chi y el Yoga, poco a poco está pasando a ser otra adquisición, surgida  del Lejano Oriente.  
 
 

http://www.unomasuno.com.mx/unomasuno/Sabadouno/enero_2008/sabadouno19enero2008.pdf

19
Ene
08

El día Que la Muerte murió: Relatos y cuentos teátricos

resize-wizard-1.jpg

En un mundo de luz toda cosa tiene una sombra que pende de ella

Abdul S. Machi  

Humberto Alexander Lee 

   La narrativa es un género literario que nos brinda la oportunidad de adentrarnos en la realidad o realidades que circundan nuestra consciencia individual y colectiva. Nos permite conocer un poco más de lo que ocurre en nuestras vidas, de forma realista, fantástica o simbólica. Como parte de este género, el libro El día que la Muerte murió ofrece una compilación de catorce relatos y cuentos teátricos (estos últimos son escritos con una cierta estructura de obra teatral, sin perder la esencia narrativa), como los denomina el autor, en los cuales pueden encontrarse narraciones cuyo contenido aborda con un lenguaje coloquial, pero alegórico, la desensibilización social y emocional, nuestros miedos e inquietudes, todo esto envuelto en un tenue manto de muerte y desesperanza, no como algo a lo cual el ser humano va irremediablemente y sin sentido, sino como una forma de identificar nuestras debilidades y obsesiones. Cuentos como el monólogo La rabia, de forma sencilla, nos narra cómo un hombre transgrede las leyes sociales y morales asesinando a su mujer al emponzoñarla con la saliva infectada de rabia de un murciélago, sin darse cuenta clara, o más bien sin querer aceptarlo, que su acto fue no sólo un delito sino un manifiesto de la desvirtualización de los valores humanos básicos, como lo es la vida. Todo por unas vacas, ¿Por qué me quitaste mi orgullo?, El engaño, son relatos que ponen en manifiesto la incongruencia del humano como parte de una sociedad, con actos simples, pero atroces, donde de nuevo la falsedad, la mentira y la manipulación resultan ser el aderezo que sazona las acciones de los personajes protagónicos de dichos relatos. Otros títulos de esta compilación, como lo es Un buen ladrónLa lluvia, Las manchas de sangre, hablan un poco de lo absurdo de los acontecimientos que rigen nuestra vida, de las pequeñas grandes cosas que hacemos o dejamos de hacer, y que sin embargo hacen que nuestra existencia sea miserable o esperanzadora para nosotros y los que nos rodean. Por otro lado, y con la misma importancia, los cuentos Una tarde como todas, Cavilaciones de un corazón y El día que la Muerte murió ponen en evidencia el relativismo moderado, pero significativo, de la conducta humana, representada en la circunstancialidad de los sentimientos, creencias y pensamientos de los protagonistas de estas historias.   Al leer este libro, al igual que cualquier otra obra literaria, resulta importante no pasar por alto los detalles, las insinuaciones, ya que esto no sólo nos permite conocer mejor la historia en sí, sino que nos lleva a juguetear en el escrutinio e interpretación de las palabras, frases, acciones y detalles que resultan reveladores para el lector, si él mismo se da la libertad de interpretar y darle sentido a su vida a través de la palabra escrita, no como realidades explícitas más bien como pequeños fragmentos de una realidad más flexible de lo que se puede pensar. 
 
 
 http://www.unomasuno.com.mx/unomasuno/Sabadouno/enero_2008/sabadouno19enero2008.pdf